Revisión del Plan Estratégico en un Entorno Riesgoso

Revisión del Plan Estratégico en un Entorno Riesgoso

No hay duda en que estamos pasando por un período de mayor riesgo e incertidumbre, tanto a nivel local como internacional, lo que obliga a las empresas a revisar sus planes estratégicos y mapas de riesgos con una mayor frecuencia. En ese contexto resulta muy útil tener presente los siguientes puntos que se muestran en el siguiente diagrama:

No hay duda en que estamos pasando por un período de mayor riesgo e incertidumbre, tanto a nivel local como internacional, lo que obliga a las empresas a revisar sus planes estratégicos y mapas de riesgos con una mayor frecuencia. En ese contexto resulta muy útil tener presente los siguientes puntos que se muestran en el siguiente diagrama:

1.- Análisis del Entorno: Ayuda a revisar el estado actual de la industria y su proyección, visualizando las oportunidades y amenazas para la empresa. Dentro de las herramientas que ayudan a realizar este análisis se encuentran las 5 Fuerzas de Porter, Análisis PESTEL y la Matriz de Posición Competitiva.

2.- Análisis Interno: Se preocupa de analizar los recursos y capacidades con los que cuenta la empresa, así como de las competencias distintivas presentes en las actividades de la cadena de valor, lo que permite visualizar las fortalezas y debilidades de la empresa. Dentro de las herramientas que ayudan a realizar este análisis se encuentran el análisis del Gobierno Corporativo, Análisis de la Estructura Organizacional, Análisis de la Cadena de Valor y Análisis Financiero.

3.- Propósito y Marco Estratégico: Cuando la empresa tiene claro su propósito, la razón por la cual existe, se facilita el proceso de gestión estratégica. En esa línea, siempre es conveniente revisar si el marco estratégico (Visión: sueño de los dueños, Valores: una guía para la toma de decisiones y Misión: lo que hace la empresa) se debe mantener o modificar en función del Análisis del Entorno, del Análisis Interno de la Empresa y del escenario proyectado.

4.- FODA: Resume las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que se pueden obtener del Análisis del Entorno y del Análisis Interno de la Empresa, lo que permite tener un primer enfoque de lo que se debe hacer.

5.- CANVAS: Herramienta que permite visualizar la forma en que el modelo de negocio crea, entrega y captura valor. Esto implica tener claridad en:

  • A qué segmentos de clientes se quiere satisfacer.
  • Qué tipo de relación se quiere tener con los clientes.
  • Qué canales usar para llegar a los clientes.
  • Cuál es la propuesta de valor para cada segmento de clientes.
  • Cuáles son los activos y actividades claves que requiere la propuesta de valor.
  • Quiénes son los socios claves que contribuyen a la propuesta de valor.
  • Cuál es la estructura de costos.
  • Cuál es el flujo de ingresos.

Con los niveles de riesgo, incertidumbre, tecnologías disruptivas y cambios regulatorios, resulta vital revisar si el actual modelo de negocio es viable con el escenario proyectado.

6.- Estrategia de Crecimiento y Estrategia de Negocio: La organización debe alinearse a la estrategia definida para alcanzar los objetivos. 

Para la estrategia de crecimiento, una herramienta de ayuda es la Matriz de Ansoff que sugiere las siguientes estrategias:

  • Penetración de mercado: Aumentar la cuota de mercado en el mercado actual.
  • Desarrollo de productos: Ofrecer nuevos productos en el mercado actual.
  • Desarrollo de Mercado: Ofrecer los actuales productos en nuevos mercados.
  • Diversificación: Ofrecer nuevos productos en nuevos mercados.

Para la estrategia de negocios, la que se relaciona con los énfasis o formas en que se entregará la propuesta de valor, Michael de Porter entrega dos grandes líneas, desde ser los más eficientes para ofrecer el menor precio (Liderazgo en costos, enfocada y no enfocada) a ser el que ofrece la mejor experiencia (Diferenciación, enfocada y no enfocada). 

6.- Objetivos: Sin objetivos, no hay plan estratégico. La claridad de los objetivos es fundamental para confeccionar un plan estratégico y definir la estrategia de crecimiento y de negocios.  Dichos objetivos deben definirse con una lógica de causa y efecto, de ese modo, el cumplimiento de los objetivos financieros, dependerán del cumplimiento de los objetivos comerciales, operaciones y de aprendizaje.

Una herramienta para verificar el cumplimiento de la estrategia y de los objetivos es el Balanced Scorecard.